Conoce la dramática historia de la familia que inspiró a Peter Pan

 

La historia que daría lugar a la creación del personaje de Peter Pan comenzó en 1897, cuando su escritor, James Matthew Barrie tenía 37 años y ya era un escritor casado y con éxito.

Según su biógrafo, Andrew Birkin, el autor encontró tres hermanos de la familia Llewelyn Davies en los jardines de Kensington y quedó encantado con ellos.

En ese momento, Barrie era el escritor más rico del país, pero no tenía hijos. Los tres muchachos entonces eran los únicos hijos del abogado Arthur Llewelyn Davies y su esposa, Sylvia, hija de un escritor. Más tarde,  la pareja tuvo dos hijos, uno llamado Peter – para algunos la mayor fuente de inspiración para Peter Pan.

Barrie se hizo amigo del Llewelyn Davies, podía disfrutar de la vida con la familia Llewelyn Davies, sin tener que asumir la responsabilidad de los niños”, dijo Birkin.

Siendo un hombre joven, el creador de Peter Pan perdió a su hermano mayor en un accidente lo que habría contribuido a su depresión.

La gente podría tener la impresión de que era un hombre triste y solitario, pero en el 80% de las veces tenía una persona divertida y sólo el 20% era sombrío

Los chicos se referían al escritor como “tío Jim.” En 1907, el padre de los cinco niños murió de cáncer a los 44 años, y tres años más tarde, su madre también murió, dejando a los niños huérfanos.

Barrie, quien en ese momento no estaba en matrimonio con su mujer, se convirtió en una especie de “guardián informal” de los hermanos Llewelyn Davies, además él pagó de la mayor parte de los costos de sus estudios.

George, Michael y Nicholas estaban muy agradecidos con Barrie, y siempre le escribían con todo el afecto al punto que Michael llegó a escribir 2.000 cartas al escritor. Sin embargo, Peter tenía una relación un poco más complicada con el escritor.”

Hechos trágicos.

George murió en las trincheras de la primer guerra mundial en 1915 con sólo 21 años. Seis años más tarde, Michael se ahogó en Oxford, a los 20 años. Algunos dicen que se habría suicidado. Para muchos, sin embargo, esto fue un accidente.

Una cuestión que ha sido planteada por algunos estudiosos de hoy es si había algún “interés sexual” del escritor por los cinco chicos.

Quién apoya esta hipótesis señala algunos pasajes del cuento “El pajarito blanco”, escritao por Barrie en 1902, que habla sobre la amistad entre un niño y un soldado retirado y sin hijos.

Pero su biógrafo dice que el escritor era sólo un “padre frustrado” por no haber tenido el “privilegio” de tener hijos. Birkin dice que no identifica a ningún “elemento sexual”  en sus textos o en su relación con los hermanos Llewelyn Davies.

Nicholas también cree que “el tío Jim” era “inocente” y nunca dice que jamás tuvo ningún tipo de insinuación en asuntos sexuales.

Barrie murió en 1937, pero nunca se recuperó de la muerte de George y Michael. En ese momento, Peter Davies trabajaba como su editor. En 1960, sin embargo, él se mató jugando frente a un tren en movimiento en Londres.