Conoce más acerca de la arquitectura Griega

La arquitectura griega antigua es más conocida por sus templos, muchos de los cuales se encuentran en toda la región, principalmente como ruinas, pero la verdad es que varios de ellos están prácticamente intactos como lo es el templo Atenea Nike.

El segundo tipo importante de edificio que sobrevive en todo el mundo helénico es el teatro al aire libre, con la fecha más temprana de alrededor del 350 aC.

Otras formas arquitectónicas que aún se evidencian son la entrada procesional (propylon), la plaza pública (ágora) rodeada de columnata (stoa), el edificio del consejo municipal (bouleuterion), el monumento público, la tumba monumental (mausoleo) y el estadio.

La arquitectura griega antigua se distingue por sus características altamente formalizadas, tanto de estructura como de decoración.

Esto es particularmente cierto en el caso de los templos, donde cada edificio parece haber sido concebido como una entidad escultórica dentro del paisaje, la mayoría de las veces elevada en terreno elevado para que la elegancia de sus proporciones y los efectos de la luz sobre sus superficies puedan verse desde todos los ángulos. Una verdadera belleza que en muchas de las veces se ha conservado a través de los siglos.

El vocabulario formal de la arquitectura griega antigua, en particular la división del estilo arquitectónico en tres órdenes definidos: el orden dórico, el orden jónico y el orden corintio, iba a tener un profundo efecto en la arquitectura occidental de períodos posteriores.

La arquitectura de la Antigua Roma surgió de la de Grecia y mantuvo su influencia en Italia intacta hasta el día de hoy. Desde el Renacimiento, los renacimientos del clasicismo han mantenido vivas no solo las formas precisas y los detalles ordenados de la arquitectura griega, sino también su concepto de belleza arquitectónica basada en el equilibrio y la proporción. Los estilos sucesivos de la arquitectura neoclásica y la arquitectura del Renacimiento griego siguieron y adaptaron de cerca los estilos del griego antiguo.

La arquitectura de la Antigua Grecia es de forma de “poste y dintel”, es decir, está compuesta de vigas verticales (postes) que soportan vigas horizontales (dinteles).

Aunque los edificios existentes de la época están construidos en piedra, es evidente que el origen del estilo radica en simples estructuras de madera, con postes verticales que soportan vigas que llevan un techo surcado. Los postes y las vigas dividían las paredes en compartimentos regulares que podían dejarse como aberturas, o rellenarse con ladrillos secados al sol, tornos o paja y cubiertos con barro o yeso.

Alternativamente, los espacios pueden estar llenos de escombros. Es probable que muchas tempranas casas y templos se construyeran con un pórtico abierto o “pronaos” encima del cual se levantara un frontón o frontón de tono bajo.

Los templos más tempranos, construidos para consagrar estatuas de deidades, eran probablemente de construcción de madera, más tarde reemplazados por los templos de piedra más duraderos, muchos de los cuales aún se encuentran en evidencia en la actualidad. Los signos de la naturaleza original de la madera de la arquitectura se mantuvieron en los edificios de piedra.