¡Decora tu casa con poco dinero! ¡Consejos para ahorrar y vivir bonito!

Una decoración del hogar cuesta dinero, mucho dinero, y si sólo tienes un presupuesto limitado para darle a la casa un hogar, hay cosas que puedes hacer para mantener los costos en un rango razonable y sin embargo equipar tu casa con las cosas necesarias y una bella vista, ¿qué tal un ramo de unas lindas flores naranja? ¿o macetas recicladas con adornos vintage?

Comienza con lo básico

La básico significa cosas que no son fáciles de reemplazar. Considera, por ejemplo, los pisos  y las paredes. Ve a las grandes tiendas de muebles y tiendas de almacén y oriéntate, ¿qué te gusta?, ¿cuánto cuesta?; oompara las diferentes precios. Se hacen regularmente descuentos en las tiendas de almacén para pintura y pisos.

Echa un vistazo a las ofertas y recoger los cupones de los volantes en tu vecindario, espera el momento adecuado para comprar los artículos de primera necesidad. De esta manera ¡se puede ahorrar mucho dinero!

Compra muebles baratos

Hay muchas maneras de encontrar una forma económica para obtener los muebles, en lugar de comprar cosas nuevas en las tiendas de muebles, se pueden hacer cosas diferentes.

Consulta el mercado y a los intermediarios

Los intermediarios del mercado y los tianguis de muebles están llenos de muebles usados, algunas personas están cansados ​​de ellos y quieren reemplazar su viejo mobiliario con algo completamente diferente. También es posible que alguien se va a vivir junto con otros, y por lo tanto una serie de muebles usados se pondrán a la venta. Si se fijan bien en torno a estos sitios, por poco dinero se pueden comprar muebles muy agradables.

Recoger cosas gratis

En algunos sitios de internet pueden encontrar muebles en donación. La gente pone este material en el sitio, con la esperanza de hacer feliz a alguien con el, antes de que acabe en la basura.

Siempre vale la pena echar un vistazo allí, tal vez hay alguien en su área que quiera deshacerse de su sofá o armario, y que lo puede ayudar enormemente.

Visita una tienda de segunda mano.

Los objetos de segunda mano tienen la etiqueta de que son sólo cosas viejas y rotas, pero esto no es siempre el caso. Las cosas en una tienda de segunda mano están generalmente limpias y en buen estado.

Carteles en supermercados.

Cuando estás en el supermercado, mira el tablón de anuncios. Puede que sólo sea alguien que ofrece algo de forma gratuita o por un módico precio se pueda comprar.

Pregunta a tu alrededor en el entorno.

Deja que la gente alrededor de ti sepa que tienes que decorar tu hogar. Tal vez alguien conoce a alguien que en el ático todavía tiene algo que se puede usar e incluso que él mismo no hace ya nada más con ello.

Comparte ese post también con tus amigos en las redes sociales. Te sorprenderá cómo la gente puede compartir la noticia y seguramente las ofertas llegarán; a través del método boca a boca, aún puedes conocer a alguien que tiene una mesa o quiere deshacerse de su litera. También hay muchos grupos locales en Facebook para las personas que quieren o desean intercambiar sus cosas.

¡Se creativo!

De las cosas cotidianas se pueden hacer cosas divertidas y funcionales. Esto le ahorra dinero, usted tiene un artículo único y le da su propio toque, ¿alguna vez has pensado en hacer un jarrón bonito de una botella vacía? o un caja de naranjas que se transforma en una mesa de lado duro? Deja volar tu imaginación, ¡abundan las oportunidades!